martes, 14 de junio de 2011

si es día del escritor....






Sentí, en la última página, que mi narración era un símbolo del hombre que yo fui, mientras la escribía y que, para redactar esa narración, yo tuve que ser aquel hombre y que, para ser aquel hombre, yo tuve que redactar esa narración, y así hasta lo infinito.(A.101)

Referencia: Borges
© Apocatastasis.com: Literatura y Contenidos Seleccionados
La ley de causalidad gobierna otra imposibilidad no menos absurda. La busca de Averroes;

Referencia: Borges
© Apocatastasis.com: Literatura y Contenidos Seleccionados
Borges sublima esa desgarradura en arte, en humor y, a veces, en intensa poesía como al final de su ensayo Nueva refutación del tiempo donde la heroica y trágica condición de sueño y soñador del hombre está resumida en su párrafo neto, como una miniatura de su arte:
Nuestro destino no es espantoso por irreal; es espantoso porque es irreversible y de hierro. El tiempo es la sustancia de que estoy hecho. El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy ese río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego. El mundo, desgraciadamente, es real; yo, desgraciadamente, soy Borges (O.I. 256)

Referencia: Borges
© Apocatastasis.com: Literatura y Contenidos Seleccionados

1 comentario:

libres todos dijo...

Nuestro destino no es espantoso por irreal; es espantoso porque es irreversible y de hierro. El tiempo es la sustancia de que estoy hecho. El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy ese río;

Barra de vídeos

Loading...